1 ene. 2012

Paz y justicia en 2012

   ¡Feliz, solidario, justo y pacífico 2012!   


Ofrezco esta versión de uno de mis antiguos poemas referidos a estas fiestas:

A los niños sin pesebre, feliz 2012.
A los niños con moscas en los labios, feliz 2012.
A los niños agarrados a tetas famélicas, feliz 2012.
A los niños con pesadillas de sida, feliz 2012.
A las niñas con senos violados, feliz 2012.
A los niños que juegan con Kalhasnikov, feliz 2012.
A los niños invisibles, feliz 2012.
A los que se atreven a sustituir a dios por el Amor, feliz 2012.

2 comentarios:

  1. En tu último verso está la clave para que todos esos niños a los que te refieres en los versos anteriores tengan un feliz 2012 y un FUTURO más feliz. Solo hay que sustituir a dios por el Amor. Sería tan sencillo...
    Alondra.

    ResponderEliminar
  2. Creo que demasiada gente busca a dios donde me parece que no está. De todos modos digo esto con el mayor respeto hacia quien opine, sienta o crea de otro modo, si al final todos comprendemos que lo que importa es opinar, sentir o creer que los demás sí importan.

    ResponderEliminar