1 oct. 2013

Pensiones bajo la guillotina


Lo venían anunciando como una medida ejemplar erigiéndose en salvadores del sistema de pensiones. Todos los argumentos propagandísticos que preceden a los recortes de derechos se contradicen con los efectos que producen: reforma laboral para crear empleo que provoca más paro; ley para mejorar la calidad de la educación que tiende a excluir de la misma a los más pobres; reforma para mejorar la sanidad que resulta de repago… Es la política neoliberal que busca el desmantelamiento de los derechos sociales porque esas políticas de Estado les suponen un obstáculo para el progresivo enriquecimiento de los poderosos.

Y qué decir de las pensiones. ¿Para qué sirve el artículo 50 de la Constitución?: «Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Asimismo, y con independencia de las obligaciones familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio.»


El Gogierno acaba de anunciar que en 2014 las pensiones subirán un 0,25%. ¡Qué alegría! Pero ¡ojo!, para 2022 se quieren ahorrar 33 mil millones de euros. Eso exige afilar bien la guillotina. Para un pensionista que cobre 600 euros y tenga que pagar medicinas, el iva de la cesta de la compra, la luz, el alquiler de la casa, ayudar a sus familiares a salir de la crisis y mil gastos imprevistos, qué le supone ese 0,25% (poco más de 1 euro al mes) si, además de las cargas mencionadas, el índice de precios al consumo (IPC) sube un 1,5 o un 2%. Prometen que cuando las cosas vayan bien se subirá, como máximo, el IPC más el 0,25%. Eso equivale a que, en el mejor de los casos, la pensión recupere el poder adquisitivo perdido pasadas varias décadas. Pobres pensionistas, ¿dónde estarán sus huesos para entonces? 

Hay otro asunto extremadamente inhumano: como la expectativa de vida aumenta, a partir de los 67 años, irá menguando la cuantía de la pensión. Pero, ¿no quieren enterarse de que, con la pérdida del estado del bienestar, la esperanza de vida de los que se están empobreciendo será de diez años menos que los que no tienen problemas económicos. Y si el pensionista se muere a los 68 años, ¿le devolverán a sus familiares lo que año a año ha cotizado para disfrutar larga vida de su pensión?

En artículos anteriores (recomiendo releer Pensiones con futuro del 1 al 9) ya tratamos de argumentar que la reforma de las pensiones era un saqueo planeado que no atendía a las alternativas contrapuestas al informe de los 12 “sabios” que el Gobierno propuso. Y anticipábamos que otros, que no sabemos si son más sabios, pero seguro que son más veraces, estaban preparando un contrainforme basado en medidas alternativas que respetan los derechos de los pensionistas y demuestran que el sistema es viable. Este informe ya se ha hecho público y se puede leer (picar aquí) y, si se considera justo, se puede firmar la adhesión a la propuesta. 

Por si se desea consultar el informe de los 12 sabios del Gobierno, picar aquí

Nota: Creo que merece la pena informarse bien dedicando el tiempo necesario para analizar los dos informes porque a la postre todos estamos o estaremos padeciendo o disfrutando los efectos de según qué reforma se haga del sistema de pensiones. Conocidos nuestros derechos, nuestro deber es presionar para que se cumpla el mandato de la Constitución, no solo por la paga, sino por la dignidad.

3 comentarios:

  1. Una excelente entrada que explica claramente la inhumanidad de las políticas que se están aplicando y nos hace reflexionar sobre ello.
    Creo que es totalmente necesario, como se afirma en la entrada, conocer nuestros derechos para mejor defenderlos.
    Por eso el lamentable observar cómo personas con cierta entidad cultural, toleran las injusticias y se evaden diciendo:"Yo de política no...."
    Por otro lado, es triste ver cómo muchos jóvenes son capaces de aguantar en la calle 9 días (con sus noches y mal tiempo) para escuchar a su cantante favorito y "pasan" de adherirse a una manifestación por la pensión de sus abuelos. O esas personas que, con aire de suficiencia, repiten el mantra aprendido:"Se ha vivido por encima de las...",y no quieren ver que sus hijos (con sus licenciaturas, sus Erasmus, sus másteres...) tienen que irse al extranjero a buscar empleo. O aquellas otras que defienden a ultranza a su equipo de fútbol, pero no son capaces de defender ante sus amigos el derecho a un trabajo y una pensión dignos.
    Sin embargo, confío en que, aunque sea una tarea ingente, ardua y muy lenta, gran pqrte de la ciudadanía se vaya imbuyendo de sus derechos y se una para defenderlos porque esos derechos que nos están quitando, no los han regalado; se han conquistado a lo largo de muchos años de lucha, muchas lágrimas y la pérdida de muchas vidas.
    ¡Ánimo! ¡No dejemos que nos los roben"

    ResponderEliminar
  2. ¡Preciosa y valiente entrada! Me parece muy acertado poner de manifiesto ese estado de contradicción calculada de nuestros gobernantes en todo lo que se aplican a hacer, especialmente en lo referente a las pensiones. A todos y todas nos afecta esta terrible situación que se está generando sin que muchos de los afectados hagan nada para remediarlo.
    Me gusta también mucho el comentario de Alondra, es interesante y crítico.
    ¡Mucho ánimo!, porque siendo conscientes de toda esta situación podremos salir de ella y evitar que nos sigan robando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué precisos y preciosos comentarios! Es conveniente insistir en ese aspecto que bloquea la solución política de todos los problemas que nos han provocado: la falta de respuesta contundente de la mayoría de los ciudadanos.
      No creo que la LOMCE vaya a preparar ciudadanos más críticos que asuman su papel para construir una auténtica democracia. Por lo tanto tendremos que intentar hacer ese trabajo quienes consideremos que o se hace o cada vez perderemos más derechos.

      Eliminar