8 may. 2012

La Biblioteca de Los Patos y su entorno

El tema que voy a tratar ahora es lo fundamental de otra de las ideas que propuse en 2005 para la Capitalidad.



El proyecto de esta Biblioteca ya fijó su ubicación en los Jardines de La Agricultura (Los Patos), en el espacio de su borde norte que ocupaba una novísima rosaleda. Se estimó en su día un presupuesto de 14,4 millones de euros. El presupuesto de 2012 le dedica 200.000 euros. Esperemos que no siga la senda de otros proyectos de Córdoba.

Esta propuesta no gustó a los partidarios de conservar esa apreciada variedad de especies de rosales. En parte, llevaban razón. En todo caso, esa rosaleda se hizo en los años noventa. Y hay que considerar que el lugar, algo deprimido en esa zona, no permite una buena observación panorámica y era poco frecuentado. Lo cierto es que, tras las catas arqueológicas, hoy es un solar deprimente con sus ocupas incluidos. Hay que buscar para la rosaleda lugares más abiertos –que los hay muy cerca– y que presenten mejor panorámica y posibilidades de ampliación.

Este espacio parece idóneo para levantar el edificio de la Biblioteca por varios motivos:
Uno bastante importante es que su superficie aumenta las posibilidades de construir una sede de gran capacidad en horizontal en un lugar que goza de la tranquilidad del parque en su fachada sur.

Su flanco izquierdo –si se actuara con algo parecido a una propuesta que denominé PUERTA EUROPA– apoyaría  el efecto de equilibrio realzando el valor urbano de ese tramo como enlace monumental entre las estaciones de trenes y autobuses y el centro de la ciudad.
                                                                
En cuanto al flanco derecho, que hace esquina con avenida de Cervantes, podría estar dedicado al propio escritor. La Biblioteca no podría encontrar mejor vecino. Como contrapunto al monumento de Julio Romero de Torres situado en el lado opuesto, en ese espacio se puede erigir un monumento al autor del Quijote, para lo que se puede pensar en alguna de las esculturas de Aurelio Teno. El agua que abunda en el lugar puede estar presente en este monumento y en la fachada sur del edificio.

Con la idea de convertir el entorno de la Biblioteca en un espacio dedicado a personajes ilustres de Córdoba, y siguiendo la tradición senequista del lugar, donde se encuentran los deteriorados bancos de azulejos de Talavera con las sentencias de Séneca, una vez rehabilitados y adecentado el espacio, podría colocarse el grupo escultórico del filósofo y su magno pupilo, con el que tantas veces se ha soñado fundido en bronce. Hoy se encuentra en la isleta de los llanos del Pretorio, como un náufrago del tráfico ignorado por casi todos.

Si después diéramos una vuelta por estos jardines, observaríamos que, junto a otros personajes ya presentes (Mateo Inurria, Martínez Rücker, Rubén Darío, el citado Julio Romero y, algo más distante, el Duque de Rivas), podríamos disfrutar de un parque en el que ya es hora de que se incluyan cordobesas ilustres. Para empezar dando ejemplo, yo propongo a estas mujeres poetas: Wallada Bint (siglo XI), Leonor López de Córdoba (siglo XIV) y Concha Lagos (siglo XX). Con la Biblioteca –si acertaran a ponerle el nombre de “Góngora”– este recorrido didáctico elevaría el tono cultural de nuestro patrimonio.

La crisis actual no debe impedir que las ideas creativas se orienten pensando en sus posibilidades futuras. Lo lamentable es que, entre tanto, el privilegiado espacio acotado para la Biblioteca –que fue rosaleda– sea ahora un lugar cada vez más degradado. En todo caso no debemos olvidar que allí cerca otra rosaleda, desde el Paseo de Córdoba, que ocupa una superficie mucho mayor con su gran variedad y color, ya nos está atrayendo sin rencor con el perfume generoso de unas rosas nuevas.


Nota: Hacer clic en las imágenes para ampliar

4 comentarios:

  1. Otra entrada en la que, nuevamente, tu aportación de ideas y soluciones respecto al patrimonio artístico, histórico y cultural de Córdoba es extraordinaria.
    Todo lo que expones me parece muy acertado, y genial, rescatar del olvido a nuestras “mujeres ilustres”.
    Veo que en el presupuesto de 2012 la partida destinada para la Biblioteca es de ¡200.000 euros nada menos!
    Bueno, ironías aparte, espero que las autoridades no se precipiten en actuar. Que, en un futuro, saldremos de la crisis y habrá más posibilidades de realizar, con mayor éxito, esta empresa artístico-cultural.
    Insisto y hago hincapié, una vez más, en que es una lástima que tus creativas y excelentes ideas no lleguen a las personas responsables y competentes en el tema.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alondra, sé que eres, además de una excelente y constante comentarista, una buena propagadora de estas propuestas, que seguro que harán pensar a más de una y a más de uno en que las opiniones son muy variadas y que cada cual puede aportar ideas creativas a la par que hacer críticas razonadas. En eso confío.

      Eliminar
  2. ¡Excelente entrada! Por supuesto, comparto el creativo proyecto de la Biblioteca y la reestructuración de los jardines, incluyendo la ubicación de las estatuas y demás aportaciones. También me interesa especialmente ese homenaje justo y reivindicativo a las mujeres cordobesas ilustres. Espero que pronto tengan eco todas esas ideas y podamos disfrutar de ese entorno tan interesante y tan bonito en nuestra ciudad.
    Yo también confío en que sigamos adelante con todo esto.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, PdeC. Bueno, esto se parece un poco a predicar en el desierto, pero supongo que en las mentes de quienes leen estos artículos algún efecto harán. Desde luego ambas comentaristas estáis dando muestra de total sintonía con las propuestas. Que cunda el ejemplo. Me anima la confianza de que así será.

    ResponderEliminar