5 may. 2014

¿Qué hacemos?


Habría que preguntarse cómo es posible que una minoría poderosa imponga en todo el mundo, y en Europa especialmente en los países periféricos como España, políticas que enriquecen más a los ricos y  provocan cada vez mayor pobreza, hambre y sufrimiento, sin que la gran mayoría reaccione. Puede que esto ocurra, no solo por ignorancia, por miedo o por indiferencia sino, por falta de cultura democrática que debe basarse en la defensa colectiva de los derechos y el cumplimiento de los deberes cívicos.
Se necesita un compromiso enérgico de la ciudadanía para alcanzar esa meta. Para la lucha por los derechos existen múltiples opciones no violentas. Es cuestión de coger fuerza y decidirse a recuperar la dignidad, porque nosotros no tenemos la culpa de lo que nos está pasando.  Este es el sentido que tiene la propuesta que se presenta a continuación.

 Actividad para potenciar la conciencia cívica
Lema: En cada persona habita un genio dormido

A)  Motivación:
·       Reflexión y toma de conciencia de pertenencia al colectivo vecinal (ampliación de los círculos afectivos: familiar, vecinal, ciudadano...)
·       Conocimiento y exposición de los problemas personales, de la comunidad del barrio, de la ciudad, del país…
·       Posibles actuaciones solidarias.
·       Plantearse la posterior posibilidad de participar en organizaciones del barrio o en ámbitos superiores que tengan por finalidad exigir mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos y ciudadanas.

B)   Reflexión preliminar para la actuación:
Quien se despierte cada día y no vea cómo resolver sus problemas, solo tiene dos opciones: O sale y trata de cambiar la situación con los demás; o cierra puertas y ventanas para consumirse lentamente en su desgracia.

Así que, si me han arruinado la vida, tengo que pensar:

1.    Aislado, no puedo vivir; necesito a mi familia, comer cada día, vestirme, vivir en una casa, educarme, cuidar mi salud, disfrutar con amigos y amigas…
2.    Mi familia no puede vivir aislada; necesita trabajar, tener un hogar, comprar lo necesario para vivir, mejorar la convivencia con los vecinos del barrio, disfrutar de la vida …
3.    Mi barrio no es una isla; mis vecinos necesitan comunicarse con otros barrios, atención sanitaria, centros educativos, comercios, espacios de ocio; estar atendido por las instituciones democráticas…
4.    Los gobiernos de mi ciudad, de mi región y de mi país, tienen que respetar y hacer cumplir, como establecen las leyes, todos los derechos de los ciudadanos.

Pero, si las instituciones democráticas no cumplen con su deber, en mi país, en mi región y en mi ciudad habrá problemas graves (¿qué problemas?), los vecinos de mi barrio tendrán problemas graves (¿qué problemas?), mi familia tendrá problemas graves (¿qué problemas?), yo tendré problemas graves (¿qué problemas?).

Si cada día me despierto y no quiero ver esos problemas  graves, mi vida será una vida desdichada, la vida de mi familia será desdichada, la de mis vecinos será desdichada, y los ciudadanos seremos desdichados.
…Tendría que preguntarme: ¿Qué podemos hacer para evitar tanta injusticia?

C)   Cómo actuar:
Para empezar a responder a esto, serénate y reflexiona:
1.    Qué problemas sufro o sufrimos (anótalos).
2.    Cuento en pocas palabras, cuáles son esos problemas y cómo se podrían arreglar.
3.    Si no he podido resolverlos solo por más que lo intento, ¿qué puedo hacer?
4.    Haznos llegar tu mensaje a Acampada Dignidad Centro Social Rey Heredia. Por ahora, sus puertas las tienes abiertas todos los días. Allí se crea democracia.
5.    Sintoniza nuestra emisora y entenderás que solo unidos podemos luchar para que todas las personas como tú puedan vivir dignamente.
6.    Si lo deseas, podemos conseguir que leas tu mensaje y trataremos de mostrarte cómo actuar.

Como alternativa al Centro Social Rey Heredia, amenazado con el desalojo, podrían exponerse los problemas relatados y buscar soluciones en la sede de las organizaciones del barrio.

Cuando despiertes el genio que llevas dentro todo será más fácil. Si lo ves claro y actúas, vas y lo cuentas, porque cuantos más seamos más poder tendremos para defender nuestros derechos: es un deber ciudadano.


P. C. y C. M. de FCSM. Córdoba, 6 marzo 2014

4 comentarios:

  1. ¡Excelente entrada! Y maravilloso ejemplo real el que se propone y que se está llevando ya a la práctica: el de la Acampada Dignidad Centro Social Rey Heredia. Verdaderamente esto es lo que podemos llamar "Política" con mayúsculas, en el mejor de sus sentidos: preocuparse y actuar por los problemas de todos. Y además, se invita a que cada uno despertemos aquello que llevamos dentro para que nos impliquemos en nuestro propio futuro digno y en el todos los que nos rodean: nuestro "Genio dormido".
    Enhorabuena a los autores de la entrada, y a todos los que luchan pacíficamente por mejorar la vida propia y de los demás. ¿Que cunda el ejemplo!

    ResponderEliminar
  2. Excelente entrada que expone cómo los poderosos están liquidando los derechos ciudadanos con la connivencia de sus sumisos vasallos, los gobiernos, y ante la pasividad -por distintas razones- de gran parte de la ciudadanía.
    Si en democracia el pueblo es soberano, tiene que ejercer esta soberanía parando, eliminando todas las políticas cercenadoras de derechos.
    Como se dice en la "entrada", son múltiples las opciones no violentas para lograrlo.
    Es necesaria una movilización, pacífica, ciudadana y para lograrla es fundamental una formación democrática que haga reflexionar a cada persona sobre la imprescindible necesidad de luchar por aquello que se desea alcanzar.
    Si tras el convencimiento personal, contagiamos a otros y unimos nuestra fuerza a la de los demás, veremos que SÍ SE PUEDE.
    Interesantísimo el proyecto de concienciación cívica que presenta la "entrada". Debe ponerse en marcha cuanto antes; el tiempo que se pierda es precioso y juega en nuestra contra.
    Despertemos ese "Genio dormido" y sigamos la estela del Rey Heredia donde se crea democracia.

    ResponderEliminar
  3. El anterior comentario corresponde a Alondra, pero, por error, en la publicación ha salido el "logo" de Solrío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa rara pirueta que ha dado por resultado el cruce de mensajes no ha ocultado la agudeza de tu comentario, Alondra. También es muy acertado el comentario de Puri. A ambas os agradezco la sintonía y el apoyo que ofrecéis a cualquier iniciativa de despertar la conciencia cívica.

      Eliminar